El día que a CRISTIANO RONALDO le ROBARON su mejor gol y BAILÓ a toda ESPAÑA